Productos Gourmet Señorío de Tusinos

ACEITE CORNICABRA

Nuestra distinguido aceite de la variedad Cornicabra proviene de un pequeño olivar familiar con más de cien años de antigüedad en una de las zonas con más solera de la provincia de Toledo.

Del cuidado de los olivos y elaboración de nuestro oro amarillo se encarga una pequeña almazara, de 2 generaciones dedicada a la extracción, selección y comercialización de aceite en Castilla-La Mancha de una manera artesanal y solo mediante sistemas en frío.

El particular clima de esta zona de Toledo, los minuciosos cuidados de la tierra y los riegos justos y necesarios hacen que nuestro aceite posea un sabor único e irrepetible, plagado de aromas que rezuman historia.

La Almazara se encuentra en la noble villa de Montalbán, enclavada en uno de los regímenes más antiguos y señoriales de Toledo, lo que fuera el antiguo Señorío de Montalbán, y al que pertenecieron algunos miembros de nuestro linaje, la mayoría de las veces por matrimonios. Se da la circunstancia que dicho Señorío de Montalbán, en el transcurso de su dilatada historia, daría dos de las más importantes ramificaciones ducales de España; los ducados de Osuna y Medinaceli.

QUESO PATA DE MULO

El Pata de Mulo es un queso de origen leonés aunque existen diferentes teorías sobre su procedencia. ¿Por qué nuestra elección por el Pata de mulo? Entre la documentación y archivo histórico de la Casa de Tusinos se encontraron unos antiguos legajos que, tras ser examinados por expertos, contenían varias recetas culinarias y entre ellas, una de “queito pernil”. La materia prima, cantidades y métodos de elaboración llevó a los expertos a determinar que, sin lugar a dudas, se trataba de la receta de un queso Pata de Mulo.

En el corazón de la Maragatería lugar enclavado en los antiguos dominios del Marquesado de Astorga cuya relación era y es muy estrecha con la familia Tusinos. De la mano del gran maestro quesero Pedro Quiñones, hemos adquirido un pequeño rebaño de ovejas que junto las de Pedro Quiñones pastan por algunas praderas y fincas familiares, con el objetivo de sacar una producción limitada de leche y obtener así una calidad extra de sabor inigualable con la que poder elaborar, exclusivamente, nuestros quesos y cremas gourmet.

MIEL DE MONTAÑA

Hace mas de 200 años que la Casa de Tusinos viene teniendo colmenas en propiedad para el abastecimiento de la casa y obsequio a quien fuera menester. Los más ancianos del lugar, sobretodo los del lugar de Carrocera y La Pola de Gordón, recuerdan y cuentan como eran aquellas tareas y señalan algunas de las fincas dedicadas a la apicultura de la casa.

Entre las más importantes y renombradas eran la ABEJERA DE ANTONIO MIRANDA, situada en Benllera, cerca de donde se libró la famosa batalla de Camposagrado de cuya victoria nació este linaje; LAS LLANAS, situada a las afueras de Otero de las Dueñas; LA COLLADA, situada en Carrocera y donde hoy pasta ganado de gentes del lugar.

Como hoy en día alguna de estas fincas no pertenecen a ningún miembro de la familia es el caso de la Abejera y otras que si pertenecen como la Collada o las Llanas se encuentran cerca del casco urbano tanto de Otero de las Dueñas como de Carrocera y no cumplen las normativas para una correcta explotación apícola. Hoy en el siglo XXI hemos querido recuperar la esencia viva de lo que fue la miel de la casa de Tusinos y por esos hemos puesto algunas fincas y monte que sigue en propiedad familiar en la provincia de León y hemos obtenido algunas colmenas propias para elaborar tan exclusiva y sabrosa miel.

La gestión de las mismas la hemos confiado mediante un acuerdo a la empresa leonesa URZAPA, apicultores ecológicos que ostentan numerosos galardones y poseen una larga y reconocida trayectoria. Realizando una extracción artesanal. Las condiciones climatológicas de León convierten a esta región española en un lugar privilegiado para elaborar una miel única y exquisita ,la nuestra una selecta miel de montaña con sabor a tradición e historia.

CREMA DE QUESO PATA DE MULO CON CECINA

La cecina de León es, sin duda alguna, el mejor jamón de vaca que existe en el mundo. Este preciado y delicado embutido se produce únicamente como sitio de referencia en la provincia de León siendo el único jamón de vacuno registrado y protegido como Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.)

La curación de la carne oscila entre los 7 y los 24 meses dependiendo de las características de las carnes y siempre con un proceso de ahumado natural con leña de roble y encina. El clima frío y seco de León ponen la guinda que convierte la cecina en un producto único y exclusivo para deleite de los más exquisitos paladares

La marca Señorio de Tusinos, de honda raíz leonesa, no podía por menos que ofrecer este producto típico, pero le hemos dado una vuelta de tuerca, elaborando para la marca una crema que mezcla 2 sabores exclusivos: Nuestro queso Pata de Mulo receta secreta y la cecina de León. Simplemente exquisito.

MERMELADAS

Las confituras y mermeladas forman parte de la gastronomía desde tiempos inmemoriales. En la provincia de León se denominaban “compotas” que casi siempre eran elaboradas acercándose el otoño para así poder degustar estos ricos dulces durante el frío invierno.

De ciruela, calabaza, pera, cereza o moras eran las conservas más conocidas coincidiendo con la fruta de temporada. Nos imaginamos aquellas huertas centenarias con arboles repletos de ricas y sabrosas frutas que impregnaban el aire de dulces aromas en épocas estivales y estimulando nuestro paladar con solo imaginarlo.

Señorío de Tusinos tenía que incluir en su gama de productos Gourmet a las mermeladas, por ser estas un producto tradicional muy arraigado al terruño leonés, además de contar con una serie de recetas de la casa hallada en antiguos archivos que relatan elaboraciones dignas de ocasiones especiales que pudiera tener la casa para agasajar a los más distinguidos invitados.

Hemos confiado nuestro proyecto y varias recetas en exclusiva al obrador artesanal Casa Geles, empresa familiar que elabora sus productos de forma artesanal y ecológica respetando los usos de antaño. En la comarca leonesa, en plena reserva de la biosfera, donde ellos mismos seleccionan y recogen algunas frutas y hierbas silvestres que crecen en los alrededores. La conjunción de profesionalidad, experiencia y llegando a acuerdos para que se puedan realizar nuestras recetas en exclusiva siempre con la protección que ello conlleva y solo para nuestra marca respetando los documentos del antiguo Señorío, haciendo de las mermeladas Señorío de Tusinos unas conservas de frutas únicas y deliciosas con aromas y sabores genuinos que recuerdan otros tiempos.

MORCILLA

La elaboración de morcillas era un auténtico ritual que comenzaba con la matanza del gocho (cerdo). Ese mismo día por la tarde comenzaban los preparativos para elaborar la morcilla: las tripas bien limpias, las grandes ollas listas con agua caliente, la sangre colada y limpia junto con el ajo machacado y pimentón… hacían de aquellos días un gran compendio de aromas que abrían el apetito de cualquiera que pasara cerca de aquellas “cocinonas” viejas.

En nuestro linaje tenemos un personaje ilustre muy vinculado a la morcilla: el que fuera obispo de Tuy, Don Juan Manuel Rodríguez Castañón, principal mentor de la iglesia catedral del bonito pueblo montañés de Lois. Era por todos sabido que la morcilla era una de las viandas preferidas del obispo. La receta que él gustaba era más suave, dulce y jugosa al paladar, teniendo la textura un papel importante.

Tanto le gustaba esta variante al obispo que en la familia se cuenta que en los meses de invierno debía de comer todos los días una tosta de pan de centeno con una poca de esta morcilla donde le echaba por encima alguna hierva aromática. La receta secreta permitía algún ingrediente o proceso que impedía que el comensal tuviese ardor o reflujo, ya que la morcilla no es plato para todos los días. De este modo el obispo podría comer la morcilla a satisfacción y con toda tranquilidad.

Señorío de Tusinos ha querido recuperar aquella esencia bautizando a esta morcilla como Crema de morcilla del Obispo, en homenaje a la Casa de los Castañones, a nuestro protagonista y su obra, como la catedral de Lois, donde reposan los restos de algunos de los miembros de nuestra extensa familia.

Hemos delegado la producción de nuestra crema de morcilla del obispo a uno de los fabricantes con más solera y tradición, al obrador artesanal Morvega con el que hemos llegado a unos acuerdos para que nos realicen en exclusiva para la marca nuestra receta.

CREMA DE PATATA

En la Casa de Tusinos hubo un personaje muy peculiar, Don Antonio Fernández Álvarez, hijo de Matías Fernández Álvarez de las Cuevas y Tusinos, como atestiguan varios documentos y libros, entre ellos el libro de Camposagrado escrito por el padre Diez Monar.

El citado Antonio se fue a las indias donde estuvo por mucho años. En una de sus visitas a León trajo consigo una lámpara y naveta toda en plata para la iglesia de Camposagrado, con preciosas decoraciones y los escudos familiares cincelados. Dicha lámpara, que pesaba buenos kilos en plata, no hace mucho que fue expoliada.

Junto a la lámpara, Don Antonio se trajo algo aun más valioso, una antigua receta que convierte a la humilde patata en acompañante excepcional de caza, carnes y pescados. Señorío de Tusinos ha añadido trufa a la ecuación y el resultado es una guarnición de calidad superior y sabor inconfundible que marida perfectamente con los platos a los que acompaña.

ESPÁRRAGOS

Una parte pequeña aunque significativa de la familia recaló en Burgos y fueron Señores de Tobar como así atestiguan los documentos y la carta del linaje. Hoy en día en el siglo XXI solo quedan en posesión familiar algunas tierras que están entre Burgos y La Rioja. Hemos decidido dar utilidad a esas tierras, en concreto las más cercanas a La Rioja, más pequeñas en extensión, llegando a acuerdos para cederlas para el cultivo de esparragueras. Hemos confiado el proyecto a conservas Serrano empresa de gran prestigio en el sector desde 1880.

El espárrago de Señorío de Tusinos es pelado a mano, destaca por su coloración blanca amarfilada, de textura muy suave, prácticamente sin fibrosidades e hilos; con sabor y olor característico e inigualable; y siempre con la garantía de calidad que ofrece la indicación geográfica protegida de Espárragos de Navarra Extra.

ANCHOAS

El noble linaje de los Tusinos guarda una estrecha relación, tanto familiar como de raíz, con Cantabria; por lo que nos enorgullece incorporar a nuestro catálogo al buque insignia de los productos gourmet cántabros: la Anchoa del Cantábrico, producto único y exclusivo con un sabor inigualable.

En el epicentro de la industria conservera de la anchoa se encuentra la marinera localidad de Santoña, y allí nuestra laureada Anchoas de Santoña, con larga y fructífera trayectoria en el sector conservero que, de modo casi artesanal, selecciona la mejor y exclusiva anchoa para mayor gloria de la marca Señorío de Tusinos.