Las bondades del queso de oveja

El queso es uno de los alimentos indispensables en nuestra dieta por todos los beneficios que nos aporta. Pero dentro de los diferentes tipos de quesos que podemos encontrar, nos gustaría destacar los beneficios y propiedades del queso de oveja que lo convierten en un queso muy recomendable para nuestra alimentación.

La leche de oveja es más rica en grasa y proteína que la leche de vaca, con menor contenido en agua, y esto hace que los quesos tengan un gran sabor y densidad. Los quesos de oveja son más intensos y aromáticos y se caracterizan por su gusto ligeramente ácido y mantecoso. Además de su inigualable sabor, son muchos los beneficios del queso de oveja para nuestro organismo, aunque no siempre bien conocidos.

PRINCIPALES BENEFICIOS Y PROPIEDADES DEL QUESO DE OVEJA

  1. Entre los principales beneficios y del queso de oveja podemos destacar los siguientes:
    Es un alimento nutritivo. El queso de oveja es rico en materia grasa y nos aporta gran cantidad de energía y proteínas, elementales para nuestro organismo y para mantener un fuerte organismo.
  2. Posee alto contenido en minerales, especialmente hierro, calcio, fósforo y zinc. Por ello previene la anemia, la osteoporosis y la descalcificación. Además, contribuye a fortalecer el cabello, la piel y los dientes.
  3. Contiene muchas vitaminas del grupo B que para un correcto funcionamiento del metabolismo. El queso de oveja también es una gran fuente de vitaminas A, D y E.
  4. Es más digestivo. El queso se digiere mejor que le leche y, a su vez, la leche de oveja contiene menos lactosa que la leche de vaca. Así pues, es indicado para personas intolerantes, especialmente los quesos más curados. Y además, está libre de gluten, por lo que también puede ser consumido por celíacos.
  5. Los ácidos grasos del queso de oveja (omega 3 y ácido oleico) son esenciales y beneficiosos para el sistema cardiovascular, inmunológico y sistema nervioso, además de tener propiedades anticancerígenas. Por ello, el queso de oveja es un alimento muy saludable. Una ración permite cubrir las cantidades diarias recomendadas de nutrientes básicos que nuestro cuerpo necesita.
  6. Para apreciar todo su sabor, el queso de oveja debe degustarse a temperatura ambiente o bodega, sacándolo de la nevera aproximadamente 45 minutos antes de ser consumido. Degustar un autentico queso curado artesano y con renombre es más que poner un queso en la mesa, es un ritual de tradición y sabor, un auténtico placer de gustos y sentidos. Algo que muy pocos quesos pueden ofrecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *